“El viejo y el mar”

Enfocando a este Señor, le pido permiso para hacerle una fotografia. Se sonríe y me dice: “En esta vida mía, me han hecho tantas cosas sin pedirme permiso… ¿cómo me negaría a que hagas tu trabajo? Tal vez esta foto llegue lejos hijo, y si te pagan por ella, pasas por acá y me dejas algo para comprar carnada para mis peces”.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s