“Rostros de viajeros”

Desde que tengo uso de memoria he escuchado hablar muchísimo – y nunca con elogios – sobre el transporte público en La Habana. Si incluimos al resto de Cuba, es peor aún. Esperar un ómnibus – o como decimos los cubanos, una guagua – puede ser una de las cosas más desesperantes de nuestra realidad cotidiana.
Pero yo no quiero referirme a la espera. Yo deseo saltar esa etapa, sentir que la suerte estuvo de mi lado y logré montar. Ya en la guagua suceden muchas cosas que se han reflejado en chistes, novelas, películas y obras de teatro. Pero tampoco de eso intento hablar.
Quiero señalar lo que verdaderamente ha llamado mi atención: los rostros de las personas que, como yo, se desplazan por la ciudad en los ómnibus urbanos. Las expresiones que he observado en esos rostros, hablan por sí mismas. Por eso no digo más; les dejo el análisis a ustedes y les agradezco acompañarme en este viaje por la Habana.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s